¿Practicas algún deporte? ¡Felicitaciones, estás haciendo algo muy bueno para tu cuerpo! Asegúrate de sólo obtener los beneficios del ejercicio y los deportes siguiendo estos 5 consejos para evitar lesiones deportivas.

Cero dolor, evitar lesiones deportivas está en tus manos

1. Primero lo primero, el calentamiento

Realizar un breve calentamiento antes de comenzar a practicar tu deporte favorito ayuda a tu cuerpo a no oponer resistencia contra todo el movimiento y esfuerzo que estás por hacer.

La manera más fácil de calentar es realizar ejercicios suaves por los primeros minutos para luego acelerar el paso. Por ejemplo, si vas a jugar futbol, trota por al menos 5 minutos antes de comenzar.

2. Realiza estiramientos

Estirar tus músculos es una de las formas más fáciles de evitar lesiones deportivas. Estira tus músculos suavemente             y con lentitud hasta el punto en que sientas tensión, mantén esa posición por algunos segundos y regresa a descanso lentamente.

Con los estiramientos ayudas particularmente a evitar lesiones deportivas en los muslos, espalda y pantorrillas.

3. Utiliza el equipo correcto

Mantén siempre esto en mente, los deportistas profesionales siempre usan su equipo de seguridad y protección, ¿por qué no lo harías tú? Ponte lo que requieras, desde el calzado ideal, hasta los protectores necesarios para evitar lesiones deportivas que resulten de un choque o caída.

4. Enfríate al terminar

El enfriamiento es tan importante como el calentamiento. Al terminar de practicar cualquier deporte es necesario que tu cuerpo “vuelva a la calma”, es decir, debes normalizar tu ritmo cardiaco y temperatura a sus niveles normales apoyándote de estiramientos suaves y respiraciones profundas por al menos cinco minutos.

5. No ignores las señales que manda tu cuerpo El cuerpo es sabio y, cuando es tiempo de detenerse, tomar un respiro y relajarse; te lo hará sabes, ¡escúchalo!